Sueldo ético ¿también para los sacerdotes?

Hits: 328

Los sacerdotes reciben mensualmente un sueldo, que a muchos apenas les alcanza para sus necesidades básicas. Rafael Mascayano escribe hoy sobre esta desconocida realidad que pudo conocer desde cerca.

Sábado 14 de mayo de 2016 | Rafael Mascayano

Desde que Monseñor Goic planteó su propuesta de un sueldo ético, se han dado distintas discusiones al respecto. Lo que está de fondo es la dignidad del ser humano y del sustento básico de una familia.
Podemos hablar mucho de la relevancia de la familia, sin embargo también es responsabilidad nuestra que tengan las condiciones adecuadas para una vida digna.
A la vez, conversando el otro día con un sacerdote diocesano, me comentaba lo que tenía que hacer para que poder equilibrar los gastos de su parroquia y los suyos personales. Y ahí volví a darme cuenta de algo que me tocó vivir años atrás en el Arzobispado de Santiago. Trabajaba en la Vicaría para la Educación y mi oficina estaba muy cerca de un lugar donde los sacerdotes iban a buscar sus pagos mensuales, por lo cual muchas veces pude conversar con ellos de lo que recibían para sus gastos personales: realmente una miseria.
Un sacerdote de gran visión, Joseph Kuhl, viendo los problemas de salud y de otro tipo que vivían los sacerdotes, creó una entidad de ayuda para ellos. Así también muchos sacerdotes diocesanos recuerdan con mucho cariño a Monseñor Valech quien los acogía y ayudaba generosamente.
Pero vamos a los hechos concretos. La mayoría de nuestros sacerdotes diocesanos chilenos viven con mucho menos que el sueldo mínimo, y nosotros los católicos estamos ciegos y sordos ante esta realidad tan fuerte y violenta. Los llamamos para que nos digan una misa, una celebración, un consejo y muchas veces ni siquiera los vamos a dejar a su casa. Gastan lo que tienen y no tienen por los demás, sin embargo nosotros lo tomamos como natural que ellos hagan este servicio, ya que lo hacen por el Señor.
Después rasgaremos vestiduras si un sacerdote cometió tal o cual desliz, nos lavaremos la conciencia con el próximo sacerdote que encontremos y seguiremos nuestro camino.
Los sacerdotes, como todo ser humano tiene necesidades de comida, de calefacción, de médicos, de lectura, de entretención, y ahí debemos estar nosotros acompañándolos afectiva y efectivamente.
Ciertamente que hay muchos laicos que están preocupados e incluso los han incorporado como un familiar más en sus hogares, pero también debemos crecer en nuestra responsabilidad para que nuestros sacerdotes tengan la tranquilidad básica para seguir dándose por entero a los demás.
A ver si algún día también nos ponemos manos a la obra para conversar y accionar sobre el sueldo ético de nuestros sacerdotes.

Comentarios
Total comentarios: 4
15/05/2016 - 11:01:11  
Rafa, gracias por tu aporte. Es bueno plantear abiertamente este tema. En relación a el expreso:
1.- Mirar a Jesús e inspirarnos en sus enseñanzas y vivencias.
2.- Cada sacerdote inicialmente opta por esta vocación, por el anhelo de seguir a Jesús.
3.- Como vivía Jesús? En pobreza, desprendimiento y entregado completamente a su misión.
Rafa, la realidad que muestras en tu escrito, es cierta.
¿Cómo ayudar? Pienso que las comunidades donde los sacerdotes están insertos deberían de jugar un rol importantísiimo en este ámbito. Debería ser un ítem parroquial el acompañar organizadamente a su pastor, en todas sus necesidades. Desde ofrecerle los requerimientos básicos para subsistir, como de contar siempre con un hogar que los acoja.
Para favorecer el ideal que movio a los sacerdotes inicialmente, las parroquias de mayores ingresos deberían de solidarizar con las más pobres, compartiendo entre ellos sus bienes y entradas.
Ojalas que la iglesia se abra y acoja lo que lo
15/05/2016 - 10:44:50  
Si bien lo escrito refleja la realidad de muchos sacerdotes, especialmente los diocesanos tambien hay mirar cual es la responsabilidad de la propia Institución al respecto, la cual no es transparente a la vista de los laicos y por lo tanto al no ser conocida pasa a no ser asumida. Por ello la jerarquía debe ser la primera en velar por sus integrantes, pues recursos existen, independientes de lo que los demás puedan hacer.

Patricio Fuentes
Peregrino Schöenstatt
15/05/2016 - 08:36:48  
Gran aporte Rafael,
Lo que señalas a momentos parece ser sino una foto más de la enorme desigualdad que vive nuestro país. Tengo amigos sacerdotes que, al igual que millones de familias de nuestro país, a penas llegan a fin de mes y necesitan del apoyo de amigos en cosas tan mínimas como ayudar a pagar las cuentas básicas o renovar alguna prenda de vestir ya vieja por tanto uso. Por otro lado otros sacerdotes que tienen la suerte de pertenecer a "círculos" que les permiten viajar (fotos de cuyos viajes comparten casi sin pudor por las redes sociales), tener el último iPhone, vacacionar en exclusivos lugares y vivir en casas que pertenecen los segmentos más ricos de nuestro país.
Tenemos que ser responsables y solidarios con nuestros sacerdotes, se merecen un sueldo justo para vivir dignamente, pero es importante como dice Patricio, mirar también al interior de nuestra Iglesia y revitalizar la solidaridad en su interior.

Rodrigo Inostroza
Profesor

Rodrigo Inostroza
Pro
14/05/2016 - 22:38:11  
Excelente aporte Rafael. Solo quisiera complementar tus palabras. Primero, hay también funcionarios de nuestra Iglesia que no reciben un ingreso ético y no son pocos. Segundo, el tema no solo pasa por nuestra responsabilidad como laicos, sino por una adecuada y solidaria administración de parte de la Iglesia. En efecto, dado que las parroquias son también verdaderos feudos independientes, hay algunas muy ricas que no necesariamente solidarizan con la diócesis o con las más pobres. Tercero, habría que evaluar que se hace con los grandes recursos que se reciben a causa de la piedad popular. Mi Diócesis de Valparaíso, recibe mucha plata por este camino. Cuarto, tampoco hay una solidaridad económica entre las diócesis, cada cual debe arreglársela por su cuenta. Por lo tanto hay mucho que resolver al interior de nuestra Iglesia para que nuestros Sacerdotes y quienes trabajan en ella resivan un sueldo ético justo.

Patricio Young Moreau
Federación
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000